domingo, 26 de julio de 2009

San Juan Opico: La ciudad de los sacrificios

Domingo 26 de Julio, 2009.-

San Juan Opico es una de esas ciudades policaféticas de mi patria chiquita, una ciudad con historia a montones, gente pujante, y una de las ciudades más versátiles del departamento de La Libertad, gracias a la industria y a la agricultura. Ubicada a 42 kilómetros al occidente de San Salvador, San Juan Opico es uno de los polos de desarrollo más importantes de la zona, gracias a sus tierras fértiles, herencia de las erupciones de los volcanes de la zona, además esta ciudad conserva bellos vestigios de nuestro pasado histórico ya que cuenta con varios sitios arqueológicos como Joya de Cerén, el cual es patrimonio de la humanidad desde 1993 y el sitio arqueológico de San Andrés, una ciudad ceremonial de origen Maya. Además, en los últimos años, esta zona ha sido poblada por muchas industrias, las cuales dan sustento a innumerables familias de la zona, trayendo progreso para el municipio y sus habitantes.

De Origen Maya-Pokomame, Opico, que se deriva del toponimio Yulupico, que significa "Ciudad de los Sacrificios" le viene a bien su nombre, ya que si recordamos, San Andrés, ubicado a unos 6 kilómetros del casco urbano de la ciudad, es considerado como un sitio con fines ceremoniales; posiblemente los habitantes de influencia Maya que vivieron en la zona realizaban los ya conocidos sacrificios humanos de los cuales ya hemos hablado en este espacio. Esta zona es rica en asentamientos indígenas posiblemente debido a la fertilidad de las tierras de la zona que aún ahora es uno de los motivos que hacen atractiva a esta zona del país.

Durante nuestra visita a esta ciudad, apreciamos con detalle la hermosa Iglesia dedicada a San Juan Evangelista, patrono de la localidad. Esta bella estructura que data del siglo XVIII, de un fino acabado barroco lleno de sus típicos adornos que hacen tan definido a este estilo artístico. Su fachada es adornada con un reloj fechado en 1890, un campanario, la imagen del cordero sobre el tragaluz del atrio, y es rematado con una corona similar a la de la Virgen del Carmen, quien es venerada también en esta localidad.

Nuestro paseo por la ciudad nos llevó a recorrer sus callecitas empedradas y observar una ciudad que conserva mucha de su arquitectura antigua, con hermosas casas, gente alegre y un clima agradable. Durante las fiestas dedicadas a San Juan, se lleva a cabo una de los festivales más curiosos del país, el cual es el Festival de la naranja, en el cual se agradece a Dios por la cosecha ya que en esta zona del país se cultiva mucho este delicioso cítrico, el cual es codiciado por locales y que además es producto de exportación. Durante este evento, se realizan competencias del que "chupa más naranjas" y la elección de la reina del festival.

San Juan Opico es una de esas ciudades en las que el viajante puede encontrarse con muchas actividades por lo que invito como siempre a tomar carretera y encontrarse con las facetas de esta singular localidad.

Como siempre, una muestra fotográfica de esta ciudad para ustedes.

Imponente luce la fachada de la Iglesia de San Juan Evangelista, cuya construcción data de finales de 1700En esta secuencia de imágenes pueden observarse los detalles de esta hermosa iglesia colonial.El interior de la Iglesia con la imagen de su patrono San Juan al fondo.Mater Misericordiae, Imagen de la Virgen del Carmen.Durante nuestra visita, visitamos además la iglesia del Calvario, la cual fue construída en los años 1970.Interior de la Iglesia del Calvario de San Juan Opico.Detalles como este hermoso balcón son típicos en las construcciones de esta ciudad.
Esta imagen corresponde al edificio de la Alcaldía Municipal de San Juan OpicoSecuencia de imágenes que corresponden al parque central de Opico.Una más para el recuerdo, mi amada Irene y su servidor durante nuestra visita a esta hermosa ciudad.

1 comentario:

Saúl dijo...

Gracias por este pincelazo de história y apreciación de mi querida Ciudad de San Juan Opico, te comento que el dueño de la casa del balcon que describes se llamó Pedro Panilla y fué el primero en tenener un radio en el pueblo.

Gracias por tu apreciación de la Cuidad.