jueves, 10 de enero de 2008

Teotepeque: Cuando el trabajo se vuelve placer

Martes 23 de Enero, 2007.

El Chucho tiene varias facetas en su vida perruna, la básica es ser útil, y entre otras, servir de medio de transporte, de oficina satélite, de comedor, de cuarto de confesiones, nido de amor, y obviamente, de vehículo de reparto. Gracias a esta última faceta hemos recorrido juntos muchos de nuestros kilómetros.

Enero se estaba acabando y cierta mañana me encomendaron realizar un viaje para entregar una computadora de las que reparamos en el laboratorio de la empresa para la que laboro. Jamás imaginé que ese viaje iba a ser tan bueno, al grado de poder decir que el trabajo se convierte en placer, de hecho fue un lema durante mis viajes por trabajo abordo del Chucho durante 2007.

A una hora de viaje desde San Salvador, en la cima de la Cordillera del Bálsamo, se halla la apacible ciudad de Teotepeque, cuna del Mártir Farabundo Martí, símbolo de las luchas anti proletaristas de las primeras décadas del siglo XX Salvadoreño e icono innegable de izquierda política Salvadoreña. Teotepeque, que en Nahuatl, lengua de nuestros antepasados, significa "Cerro de Dios", es un pueblito tímido en medio de los cerros y lejos de todo ruido y contaminación, un pueblito de calles angostas con gallinas y patos correteando sobre ellas. El viaje hacia este lugar es todo un espectáculo ya que la mejor ruta hacia la ciudad es bajar desde la capital hasta la costa, hasta el Puerto de La Libertad y luego recorrer buen tramo de la hermosa carretera del Litoral, bordeando la costa, atravesando túneles y disfrutando del salino paisaje del Pacífico Salvadoreño. Luego de un breve ascenso de 12 Kms, se deja ver el pueblo, donde la gente se asoma a las calles al ver llegar un vehículo que no es del pueblo y saludan al piloto a medida que éste busca su destino entre las callecitas de adoquín y piedra y entre las casas de madera típicas de la zona.

Dado que mi trabajo es viajar llegar, entregar y regresar; luego de finalizar mis labores, me disuse tomar un breve descanso en el parque central previo a mi regreso a la capital. Como todo buen pueblo Guanaco, el parque, la alcaldía y la iglesia están en armoniosa continuidad; frente al parque también se halla la casa donde el Mártir de la revolución Salvadoreña vio la luz por primera vez. En el frente de la casa, hay un busto que homenajea el lugar y lo vuelve un punto especial para aquellos que llevamos el sueño idealista en la sangre.

El retorno a la ciudad no fue menos impresionante que el viaje de ida, una calle con muchas curvas y con muchos paisajes. Personalmente disfruto esta faceta de mi vida y de mi trabajo, pues me permite experimentar muchas sensaciones, conocer lugares que solo en los mapas los había visto y sobre todo, junto al Chucho, hallarle placer y un sabor menos tenso al trabajo.

6 comentarios:

urrutia.com dijo...

Teotepeque es mas que Farabundo Marti de quien tendría que conocer mas, mi estimado viajero para saber que en su pueblo no son muchos sus seguidores por lo que el gobierno municipal es y sera siendo ARENA, el Sr. Marti no es lo que creen los idealistas deberian preguntar a la gente que trabajo en sus haciendas si la paga era a tiempo y justa.

Capitán Can dijo...

Agradezco tu comentario estimado amigo Urrutia. francamente este país necesita más Areneros como usted, respetuosos y abiertos al debate. Puedo decir que en efecto, Teotepeque es más que la cuna de Agustín Farabundo Martí, eso es más que obvio. Agradezco de nuevo su comentario, y me gustaría que si vuelve a visitarnos, agregue en otro comentario más información que haga más grande esta nota, será un enorme placer saber que como orgulloso Teotepecano puede sugerirnos algún sitio de interés para hacer una nueva visita a esta linda ciudad y plasmarlo en este blog de viajes.

Atentamente,
Capitán Can.

Anónimo dijo...

farabundo marti si era bueno, cuando el regresaba de el extrangero, siempre le gusta reunir a todos los campesinos en su hacienda y destasaba un res para que comieran todos juntos con el y su familia........

Anónimo dijo...

Como toda teotepecana de corazon, puedo recomendarles visitar el "rillon", donde se podran refrescar en sus cristalinas y frescas aguas.
Se que por mi edad, ya no puedo bajar y subir las veredas que llevan a disfrutar de sus aguas. Pero puedo asegurarles que es un viaje que disfrutaran muchisimo.
Silvia Rodriguez

Anónimo dijo...

LE RECOMIENDO QUE VISITE EL PUEBLO DE JICALAPA, VECINO A TEOTEPEQUE, ES MUY BONITO,CON UNOS PAISAJES IMPRESIONANTES.

Anónimo dijo...

This blog is bookmarked! I really love the stuff you have put here.

cheap cialis